Un poema debe tener el filo suficiente para abrir la carne y llegar al alma. Autor desconocido

jueves, 30 de diciembre de 2010

Deseo

Nuestras miradas se devoran, la una a la otra,
 como ansiosas y expectantes de sumergirse en el mar de nuestras almas.

Nuestros cuerpos se rozan, se tocan,
prendiendo lentamente pasiones
en una lucha y una entrega infinita,
dulce, fugaz y dolorosa.

Me doblegas con tu ternura,
me derrites con tus miradas,
sin saberlo, sin quererlo,
dependemos el uno del otro,
atados a fuego por un destino que escapa fronteras.

( junio 2010)

1 comentario:

  1. Lindo deseo, que no se haga sueño y se convierta en realidad. Feliz Vida.
    Pena (L7s7)

    ResponderEliminar